Entrada destacada

52 retos de escritura de Literup

viernes, 11 de agosto de 2017

Reto 3. Sin miedo para luchar

3. Imagina que eres un superhéroe con una gran fobia a la oscuridad, escribe un relato de superación.

Otro día igual de aburrido, incluso más, lo único que he hecho hoy ha sido ayudar a un ciego a cruzar el paso de peatones, otra vez sin nuevas misiones. Han pasado ya cuatro meses desde la última vez que me reuní con la Liga de la Justicia y, mientras ellos siguen luchando contra grandes crímenes, yo sigo aquí salvando animales de atropellos, pese a que esté preparado para mucho más. He dedicado todos estos meses a desarrollar mis habilidades, ya no solo soy capaz de saber lo que sienten mis enemigos, sino también puedo controlar sus emociones y jugar con ellas para debilitarles, a parte, claro está, de mi fuerza y rapidez extrema. Ansío la llamada de la Mujer Maravilla o de Batman, pero algo me dice que hasta que no logre superar mi miedo a la oscuridad no podré formar parte de su equipo, parece una tontería de niño pequeño, pero sigo sin poder afrontarla.
Estaba sumergido en mis pensamientos cuando un ruido atroz me llevó de nuevo a la realidad. Mis desarrollados sentidos me condujeron a una enorme fábrica abandonada en las afueras de la ciudad. Volví a oír otro ruido, esta vez era un potente disparo procedente de alguna sala de aquella fábrica. Quise adentrarme en ella y comprobar de qué se trataba, ya que me instinto me decía que no era algo precisamente bueno, pero la oscuridad total en la que se encontraba aquel lugar hizo que me invadiera una oleada de pánico y no podía encender una linterna porque me descubrirían. Mientras pensaba en mis posibilidades escondido tras unos matorrales una furgoneta aparcó en la puerta, donde había un hombre esperando cuando una atractiva mujer se bajó del vehículo.
-Hola Kevin, ¿qué tal vais?-preguntó la mujer.
-Ya hemos realizado las últimas pruebas, ¿traes el resto de Kriptonita?
-Claro, con esto Superman puede darse por acabado.
-¿Te ha seguido alguien?
-Obviamente no, ¿cuál es el plan?
-Instalaremos la Kriptonita en el cañón e iremos donde se reúne la Liga de la Justicia, tras semanas de seguimiento hemos visto que Superman siempre es el primero, así que le estaremos esperando para darle su merecida venganza. Son las 23:30, deberíamos haber acabado con él antes de las 02:00.
-Perfecto, vamos dentro.
No puede ser posible, estaban planeando matar a Superman. Tenía que hacer algo, avisaría a los miembros de su equipo, pero, hasta que llegaran, tenía que ganar tiempo enfrentándome a ellos por mí mismo.
Según puse el primer pie dentro de la fábrica, un escalofrío me recorrió de arriba abajo, quería salir corriendo, todo era demasiado oscuro, demasiado para mí. Ignoré el pánico que llamaba a mi puerta y seguí adelante intentando escuchar algo. Cada poco miraba hacia atrás, con miedo de que alguien me descubriera. Por un momento no podía creer lo que estaba haciendo, poco a poco me estaba enfrentando a la oscuridad, en parte porque ahora tenía un miedo mayor, que esa gente consiguiera su objetivo. De repente, volví a oír un disparo y fui corriendo a la sala desde donde se disparó. Todo seguía en una penumbra escalofriante, fue entonces cuando vi la luz, una luz verde procedente de un gran cañón que se encontraba rodeado de cuatro personas que observaban unos planos.
-No está bien eso de que vayáis intentando matar superhéroes por ahí-me atreví a decir.
-Cogedle.
Tan pronto como lo dijo se desató una lucha contra mí, sabía que si no llegaban refuerzos pronto no tenía nada que hacer. Lo intenté todo, les hice sentir confusos jugando con sus mentes mientras les golpeaba pero, finalmente, me cogieron y me apuntaron con aquel cañón. Estaba preparado ya para mi muerte, cuando alguien movió el cañón cambiando el lugar hacia donde apuntaba. ¡Era Flash! Y detrás de él llegaba la Liga de la Justicia al completo. Conseguí zafarme de los hombres que me agarraban y luché contra ellos junto a mis compañeros hasta que conseguimos derrotarles.
Cuando todo estaba en calma Superman se dirigió a mí:
-Gracias chico, no tenía ni idea de este plan, hubiera muerto de no haber sido por ti.
-Yo también quiero felicitarte, sé que nunca has sido capaz de superar tu fobia a la oscuridad y te has sacrificado por Superman, tu acto te honra mucho-me dijo la Mujer Maravilla.
-Estoy contento por haberme enfrentado a mi mayor miedo, pero teníais razón, no estoy preparado para ser uno más de vosotros, hubiese muerto si no hubierais llegado-repuse.
-Dale tiempo al tiempo chico-afirmó Batman.
Dicho esto se fueron y yo me quedé allí, reflexionando sobre lo que acaba de sucederme en aquella fría noche y de cómo, prácticamente sin querer, había superado el miedo con el que nací y del que no fui capaz de deshacerme ni siquiera cuando conseguí mis poderes.

jueves, 10 de agosto de 2017

Reto 2. Sorpresa final

1. Describe una escena sensual con una pareja que termina desnuda en la barra de un bar.

Por fin. Tras estar horas bebiendo cervezas detrás de la barra observando al joven camarero que atendía en aquel bar de carretera que se había encontrado mientras buscaba un sitio para ahogar las penas después de enterarse de que su ex novio iba a casarse y había tenido la decencia de invitarla, el último grupo de personas se fue.
-Ya es la hora de cierre, si no le importa acabarse rápido esa cerveza por favor-me anunció el camarero.
-¿Por qué tanta prisa?¿No te apetece que hablemos un rato?-preguntó Celia abriendo ligeramente las piernas en aquel taburete y mostrando así la parte interior de los muslos que se escondía tras ese vestido rojo ajustado que había elegido aquella noche.
-Es-es-es tarde y-y-y me tengo que ir a casa, mañana madrugo y además...-no pudo terminar la frase porque Celia comenzó a quitarse el vestido hacia abajo, dejando ver así su cuerpo tapado apenas con un sujetador que dejaba a la vista sus voluptuosos pechos y un tanga de encaje que hacia que se transparentara su intimidad.
-¿Estás seguro de que no quieres quedarte un ratito más?-se bajo poco a poco los tirantes de la parte superior, pero sin llegar a mostrar sus pechos.
El camarero no aguanto más y se acercó al taburete donde estaba Celia sentada. Esta comenzó a acariciar el bulto que erguía en los pantalones del chico, quien se lanzó a su boca y comenzaron a besarse apasionadamente, introduciendo su lengua tan dentro como pudo. Celia se dirigió a su cuello y empezó dándole pequeños mordiscos pero acabó dejando varias partes moradas, el joven gimió de placer lo que sirvió como señal para que Celia le quitara la camiseta, acto seguido los pantalones y poco tardó la ropa interior de ambos en aguantar en su sitio, dejando ver el gran miembro de uno y la excitada parte íntima de ella. Celia se tumbó en la barra y el camarero se colocó encima, empezó succionando sus pechos, mordisqueándolos y jugando con ellos mientras Celia se retorcía de placer y no podía esperar a sentirlo en su interior.
-¿Tienes un condón?-preguntó esta entre gemidos.
-Mierda-fue la respuesta del chico-¿Seguimos adelante?
-Mmmm ahora ya sí.
El camarero le introdujo un dedo a Celia, luego dos y, cuando ella ya estaba a punto, los sacó y la penetró, al principio con delicadeza pero, tras las primeras embestidas, comenzó a hacerlo cada vez más duro mientras Celia le arañaba con fuerza la espalda hasta que llegó el orgasmo, primero fue a ella y unos segundos más tarde le llegó a él el turno, llenándola por dentro sin darse cuenta de  que no estaban usando protección. Ambos se quedaron jadeando en la barra, recuperando el aliento sin decir nada.
-Creo que deberíamos ir a una farmacia a por la píldora-el camarero fue el primero en hablar.
-Yo creo que deberíamos tener un segundo asalto y luego ya ir a la farmacia-propuso Celia sonriendo al chico.
-Es otra opción-dijo el joven volviendo a besar con pasión y, esta vez, algo de dulzura a Celia mientras volvían a concentrarse en sus cuerpos y el calor de la noche.

viernes, 4 de agosto de 2017

Reto 1. La última despedida

1. Escribe un relato que comience en un día de Año Nuevo.


Madrid, 1-01-2018.
Estimada persona que encuentre esta carta:
Estoy segura de que cuando lea esta carta ya sabrá quién soy, no piense que esto es una broma o algo parecido, soy yo, Andrea Colino, la chica que se suicidó al son de la duodécima campanada que daba comienzo al 2018.
La verdad es que por un lado siento lástima de que haya sido usted quien ha encontrado mi carta porque se verá en la situación de decidir si entregarla a la policía, a mis desolados padres o, simplemente, romperla. Por esta razón creo que le debo una explicación de cómo mi carta de suicidio llegó a sus manos. Yo tenía planeada mi muerte desde varios meses atrás, tranquilo, la razón de por qué me suicidé se la diré más tarde, sigamos. Dada la relevancia que tendría mi caso, decidí hacer algo especial, algo que, por lo menos, marcara a una persona en el mundo. Tras pensar durante varias semanas cómo iba a lograr esto, se me ocurrió esta idea. Aprovechando que era Noche Vieja y muchas mujeres necesitan con urgencia medias de repuesto para sus brillantes vestidos de lentejuelas, la tarde del 31 de diciembre fui a la primera mercería de Madrid que me encontré mientras paseaba por lo que, hasta entonces, había sido mi hogar. Sin dudarlo, entré en la tienda donde rápidamente una mujer mayor me ofreció su ayuda, denegué su oferta y me dirigí al lugar donde estaban las medias, menos mal que la mercería era grande y, como supuse, varias mujeres necesitaban arreglos de última hora para sus flamantes trajes de fiesta. Cuando tuve la certeza de que nadie me estaba mirando cogí la quinta caja de unas medias transparentes negras, algo que se vendería con facilidad, coloqué esta carta entre la caja y las medias y la volví a dejar en su sitio. Tras esto compré otro tipo de medias y volví a casa para seguir con mi plan. No se si usted será un empleado de la mercería o un cliente que ha tenido la mala suerte de comprar esta caja pero puede pensar que es el destino, ¿quién sabe?
Tenía planeado contarle cómo había llevado a cabo el suicidio, pero doy por hecho que ya habrá salido en las noticias. Aparecí en el escritorio de mi habitación con las venas cortadas y música de Adele de fondo. Puede que este último dato no lo dieran, pero así fue. 
Vamos ahora con lo importante que seguro que está deseando leerlo: ¿cuál habrá sido la razón por la que una chica de 17 años con toda la vida por delante haya decidido quitarse la vida? Bien, me gustaría que se respondiese usted mismo, ¿cómo se sentiría si se entera de que sus padres le han estado ocultando que es adoptada, les escuchas manteniendo una conversación acerca de lo que hubiera mejorado su vida si les hubiesen dado otro niño que no fuera homosexual y, encima, planean que deje su instituto para enviarle a un internado en el extranjero como solución a la vergüenza que les da tener una hija adoptiva lesbiana? Lo peor de todo es que no han sido capaces de decirme nada de esto, en realidad, eso no es lo peor de todo, lo peor es que yo les quiero, les quiero muchísimo y por eso pido que no les entregue esta carta. Ellos se avergonzarían de su difunta hija y, si he decidido dejar de respirar, ha sido para hacerles un favor a largo plazo. Si nunca han querido una hija homosexual, no la iban a tener, esa fue mi decisión y creo que ha sido la más acertada. 
Seguro que piensa que estaba loca, que ha sido un error y que no eran razones para quitarme la vida pero, piénselo, yo nunca iba a conseguir ser feliz sabiendo que mis padres no estaban orgullosos de mí y, la felicidad, es el objetivo de todo ser humano. Un consejo, haga todo lo posible para ser feliz y no sea tan impaciente como fui yo.
Siento haberle puesto en esta situación, pero necesitaba que alguien conociera mi historia. 
Un saludo.
Andrea Colino

No me lo podía creer, mi novia me manda a buscarle las medias que se había comprado esa tarde y yo acabo leyendo una carta de suicidio de una chica que se acaba de quitar la vida porque encima tengo la suerte de encontrarla justo a las dos de la madrugada de Año Nuevo. Mañana las noticias estarán cubiertas con la muerte de la joven y yo, aquí. A lo mejor ni siquiera sus padres lo saben aún, igual se ha arrepentido y ni siquiera lo ha hecho, puede que sí que sea una broma. Estaba tan confundido y nervioso que tras pensar todas las posibilidades que tenía, decidí hacer una de las que la chica no había mencionado. Había un bolso rojo sin cuerda pero algo grande para ser de mano al lado del de mi novia, dentro se encontraba un pequeño estuche de maquillaje y allí guardé la carta. Una historia como aquella merecía que fuera leída por todo el mundo, para que la gente se diera cuenta de una vez por todas de que tenemos que abrir la mente para evitar que sucedan cosas tan trágicas como esta. Esa chica se merecía la vida y la felicidad por los meses que ha aguantado en esta arcaica sociedad.

52 retos de escritura de Literup

¡Hola amantes de las letras!
Como ya os dije en mi anterior post, he decidido apuntarme a un reto de escritura que consiste en 52 retos para escribir relatos cada uno con una condición. Creo que puedo descubrir mucho de mí como escritora si logro cumplir el objetivo así que voy a concentrarme en ello en los siguientes meses, ya que tengo que tener los 52 retos antes de que acabe el año. Aquí dejaré los enlaces para cada reto, los iré añadiendo según vaya completándolos, lo cual veréis dependiendo del color. ¡Allá vamos!




  1. Escribe un relato que comience en un día de Año Nuevo.
  2. Describe una escena sensual con una pareja que termina desnuda en la barra de un bar.
  3. Imagina que eres un superhéroe con una gran fobia a la oscuridad, escribe un relato de superación.
  4. Escribe una historia en la que salves la situación con un mayúsculo deus ex machina.
  5. Usa la frase: “En el oeste se encontraban las ciudades de los muertos” para hacer una composición creativa.
  6. Describe una escena de un relato pensando en una fecha significativa para ti y traslada esas emociones a tus personajes.
  7. Da voz a los recuerdos y ofrece una solución en forma de historia para un personaje que pierde la memoria cada día.
  8. Usa una escena romántica de una película que sea reconocida y dale un giro sorprendente para cambiar totalmente esa historia.
  9. Escribe un relato que integre las palabras ‘luz’ y ‘cuadro’ como elementos relevantes del argumento.
  10. Haz una historia con un protagonista que evoque tu niñez.
  11. Inventa un cuento con dos objetos a los que dotas de vida.
  12. Combina estos tres personajes a modo de secundarios: ‘el hombre de hojalata’, ‘un dragón enamorado’ y un ‘ogro’ para hacer con ellos una narración fantástica.
  13. Escribe un relato inspirado en una noticia que hayas leído esta semana.
  14. Describe una historia cuyo punto de partida comience con el final de toda la trama. La idea es que tomando el desenlace como inicio hagas un recordatorio de cómo se ha llegado a esa situación.
  15. ¡Cambia el devenir de los hechos! Elige un momento histórico clave y construye una realidad totalmente diferente, ¿qué hubiera sucedido si…? Practica sin miedo toda tu destreza con la descripción.
  16. Crea un relato que gire en torno a una cuenta atrás.
  17. Describe tu día a día como si fueras un zombi.
  18. Cambio de roles. Elige una novela e intercambia los papeles de los personajes principales con los secundarios para crear una nueva ficción.
  19. Escribe un relato cuyo personaje atormentado solo vea el suicidio como solución.
  20. Realiza un texto en el que no aparezca en ningún momento la letra ‘p’.
  21. Crea un relato cargado de sarcasmo para describir la escena de unos recién casados que organizan una cita con los amigos para ver en conjunto todo su reportaje de boda incluyendo también la luna de miel…
  22. Escribe una historia de terror cuyo contexto se enmarque en un manicomio.
  23. Comienza un relato con: “Nada, no le queda nada”.
  24. Con el último objeto que veas o utilices a lo largo del día, inventa una historia.
  25. Utiliza toda tu creatividad para describir de forma cómica un relato de una visita a la peluquería con final dramático.
  26. Escribe una historia en la que retrocedas al pasado y seas tú el protagonista.
  27. Inventa un relato con una mujer como heroína y su camino hasta llegar a serlo.
  28. Escoge tus tres libros favoritos y utiliza la primera palabra de cada título para hacer un relato en el que las integres.
  29. Escribe una historia de un personaje con miedo al amor.
  30. Describe en un relato con un personaje inventado una situación que te ponga de los nervios.
  31. Escribe una historia que incluya las palabras: “billete”, “magia” y “sordo”.
  32. Piensa en alguien a quien echas de menos y ya no está para recrear un relato cargado de emoción.
  33. Realiza una historia que tenga lugar en el fondo del mar.
  34. Escribe un relato de un animal como protagonista que actúa de narrador contando las costumbres raras que tienen los humanos.
  35. Utiliza tres clichés de la ficción para hacer un escrito con ellos.
  36. Haz una historia que tenga al final una frase moralizante a modo de fábula.
  37. Escribe un relato en el que los personajes se conozcan a través de las redes sociales y se desarrolle en este medio toda la trama.
  38. Documéntate si es preciso para hacer una descripción al detalle de un personaje que sufre una determinada adicción.
  39. Desarrolla un relato en forma de carta.
  40. Utiliza un refrán integrado en un texto creativo.
  41. Escribe una historia con lo que haría un personaje que sabe que le queda una semana de vida.
  42. Atrévete a ser infiel en un relato y describe al detalle las sensaciones de los personajes.
  43. Convierte a tu personaje en un asesino. Trabaja la coartada con esmero y cuida de no dejar pistas… Todo ello sobre el papel.
  44. Escribe con sinceridad retomando una historia que te podía haber pasado, pero en su lugar escogiste otro camino.
  45. Crea un relato que contenga una escena en la ducha.
  46. Utilicemos la fantasía e imaginación. Inventa una historia en la que se mezcle en algún momento un smartphone con un neandertal.
  47. Escribe un cuento de princesas, pero dale un vuelco radical a algunos de sus tópicos.
  48. Describe los pensamientos y sensaciones de un personaje que está en coma.
  49. Crea una ficción a partir de una fiesta o celebración propia de tu municipio/ciudad/país.
  50. Escribe un relato sobre la amistad entre un hombre y un animal.
  51. Escribe un relato en el que un personaje intenta comunicarse con un ser de otro planeta.
  52. Describe una situación cómica que transcurra en el último día del año.


Caos en versos

Hoy os traigo un post diferente, voy a hablaros de una chica, una escritora que descubrí en instagram y que consiguió que sus palabras me emocionaran. Su nombre en instagram es @caosenversos y os animo a seguirla porque os van a encantar sus escritos. Aquí os dejo algunos de mis favoritos y también mis propias reflexiones sobre ellos:

  • "Ha estado tan bien lo que hemos sido, que no hemos necesitado ningún final feliz". Me siento muy identificada con esta frase porque, muchas veces, no busco un final feliz, me conformo con que pueda existir un nosotros en mi vida, acabe como acabe, pero que pueda recordar una historia.
  • "Envidio desesperadamente a quien te esté mirando justo en este instante".
  • "Por fin en casa, me dije cuando te besé". Cuando leo a esta chica, inevitablemente me traslado a otro lugar, en este caso me traslado a esos besos, esos que me hacían mantenerme en vela y perder la noción del tiempo solo por perderme en ellos. Hacer que el lector recuerde y transportarlo justo donde quieres es una labor tan bonita y, a la vez, difícil para un escritor.
  • "Hay otro mundo para nosotros. Un mundo mejor, donde nuestros destinos están irremediablemente entrelazados. Yo te espero allí". Esta es una de las más bonitas que he leído, encima es tan cierta, nos pasamos los días soñando con la esperanza de que alguna vez en algún sitio todo saldrá bien.
  • "Me digo algunas noches así, como esta, en que nada tiene sentido. Menos mal, que empecé a escribir". Cuanta verdad esconde este verso, describe perfectamente lo que puede aportar la escritura a alguien cuando no sabe qué hacer con sus pensamientos, cuando está perdido. Yo descubrí mi pasión por la escritura cuando no sabía que me pasaba, estaba triste sin motivo pero, en un papel, las palabras para expresar mis sentimientos me salían solas. Escribir te aporta algo que muy pocos tenemos el placer de conocer.
  • "Me enseñaron que el amor, es complicado.  Que te hace latir el corazón más de lo que debe y que duele sobre todo cuando es verdadero".
  • "Yo el orgullo lo odio desde siempre, lo odiaba todas las veces que por orgullo alguien dejó sus sentimientos atrapados dentro del corazón sin sacarlos". Esta frase forma parte de un texto sobre el orgullo que me  hizo reflexionar, os recomiendo que lo leáis.
  • "He sufrido lo suficiente por tu sonrisa, por las llamadas que nunca he recibido, por tu orgullo y por el mío, por tus ojos grandes que nunca miraban en mi dirección". Esto también pertenece a otro texto, el que más me gustó y con el que más identificada me sentía, cada palabra me hacía pensar y, sobre todo, recordar.  
Vayamos ahora con las dos últimas, mis favoritas de todo su perfil, ambas me han recordado a vero de dos grandes poetas y, por ello, me han gustado tanto:

  • "Tú y yo es ya de por sí poesía". Esta precisamente me recordó a la rima número XXI de Bécquer, una de mis preferidas de todo su poemario: 
¿Qué es poesía?, dices mientras clavas
en mi pupila tu pupila azul.
¿Qué es poesía? ¿Y tú me lo preguntas?
Poesía... eres tú.

  • "Aún recuerdo todas las veces que he tratado de olvidarte". Con mucha diferencia, esta frase se ha llevado mi corazón. En parte porque me siento totalmente identificada con ella y, por oto lado, porque me recuerda a mi verso favorito de todos los poemas que he leído en mi vida, pertenece a la obra 20 poemas de amor y una canción desesperada del gran Pablo Neruda, en concreto, se encuentra en el poema número 20: "Es tan corto el amor y tan largo el olvido".

Muchas gracias por leerlo y os quería decir que a partir de ahora voy a comenzar a escribir relatos para participar en un concurso de literup, que consiste en hacer 52 relatos cada uno con un reto distinto. Poco a poco los iréis viendo para poder leerlos, así me concentraré en ellos para poder completar los retos, ya que me lo he puesto como un objetivo personal de escritora.
Un abrazo y, ¡qué las letras nos sigan haciendo soñar!

jueves, 3 de agosto de 2017

Escribir


Escribir, para la gran mayoría de la población, es estar delante del ordenador o de un papel y plasmar lo que tengas que poner porque no tienes otra manera para hacerlo. Sin embargo, hay un pequeño grupo de personas, soñadores, bohemios, etc. que son capaces no solo de escribir aquello que se les pasa por la cabeza, sino también hacer que llegue al corazón de las personas. Para mí, eso significa ser escritor, y es ahí donde me gustaría llegar algún día. Hay mucha gente que escribe muy bien y es reconocida por ello, pero no es capaz de llegar a las personas. Esto es una tarea muy difícil, puede que entres en twitter y veas decenas de frases sobre amor, pero solo unas pocas harán que te las apuntes o las compartas con alguien más, eso es a lo que se dedica un escritor, a plasmar sus pensamientos de tal manera que haga vibrar algo en lo más profundo de nuestro ser.
De lo que intento hablar es de sensaciones, una novela se vuelve inolvidable cuando lloras, ríes, te ilusionas, sientes emoción... Un poema hace que pienses en él cuando, mientras lo lees, se remueve algo en tu interior que hace que sientas ese nudo en la garganta o, con suerte, mariposas en tu estómago.
Me cabrea tanto cuando alguien dice que la escritura está sobre valorada, que es fácil, que nadie merece ganarse la vida escribiendo... En fin, cuando todos esos ignorantes consigan con tan solo cinco palabras llegar al corazón de una persona, que se planteen si no habría que valorar muchísimo más de lo que se hace, porque no se valora nada, el trabajo de un escritor.
Para cerrar este post, quería compartir una frase que me encantó desde el momento en que la leí del francés Joseph Roux: "Hay dos clases de escritores geniales: los que piensan y los que hacen pensar". No os imagináis como me gustaría que reflexionarais sobre este artículo cuando terminaseis de leerlo, tal y como se expresa en esta frase.
Un abrazo muy fuerte y, ¡qué las letras nos sigan haciendo soñar!

martes, 1 de agosto de 2017

Pablo Neruda, poema número 20

Puedo escribir los versos más tristes esta noche. 

Escribir, por ejemplo: «La noche está estrellada, 
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos.» 

El viento de la noche gira en el cielo y canta. 

Puedo escribir los versos más tristes esta noche. 
Yo la quise, y a veces ella también me quiso. 

En las noches como ésta la tuve entre mis brazos. 
La besé tantas veces bajo el cielo infinito. 

Ella me quiso, a veces yo también la quería. 
Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos. 

Puedo escribir los versos más tristes esta noche. 
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido. 

Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella. 
Y el verso cae al alma como al pasto el rocío. 

Qué importa que mi amor no pudiera guardarla. 
La noche está estrellada y ella no está conmigo. 

Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos. 
Mi alma no se contenta con haberla perdido. 

Como para acercarla mi mirada la busca. 
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo. 

La misma noche que hace blanquear los mismos árboles. 
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos. 

Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise. 
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído. 

De otro. Será de otro. Como antes de mis besos. 
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos. 

Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero. 
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido. 

Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos, 
Mi alma no se contenta con haberla perdido. 

Aunque éste sea el último dolor que ella me causa, 
y éstos sean los últimos versos que yo le escribo.


¡Hola amantes de las letras!
20 poemas de amor y una canción desesperada. Para mí, una de las mejores obras poéticas hasta ahora pero, el poema número 20 que os traigo hoy aquí es mi favorito desde el primer momento en que lo leí. Cada verso recordando su historia de amor, el anhelo, la necesidad de estar con ella... Todas estas ideas las expresa a la perfección y hace que sus palabras te lleguen a lo más dentro de tu ser. Es un poema muy bonito que cuenta una triste historia con la que muchas personas se sentirán identificadas porque todos hemos tenido nuestras propias historias de romance y algunas se han tenido que acabar, echándolas de menos más tarde.
Os animo a que leáis este gran poema y muchos más de Pablo Neruda y, espero, que mi humilde opinión sirva para que conozcáis nuevos mundos en la lectura.
Un abrazo muy fuerte y, ¡qué las letras nos sigan haciendo soñar!